Blog MBP

Finales de junio, temporada finalizada y la nueva temporada ya el horizonte. En este periodo de 1’5 – 2 meses, toca tomar decisiones. Decisiones que afectarán el resto de la temporada, por lo tanto la relevancia que tienen es muy importante. Durante este periodo entonces, creemos que todo club, coordinador, director deportivo o junta directiva debe hacer el ejercicio que comporta los siguientes dos pasos:

 

1. Valoración de la temporada finalizada

Justo después del pitido final del árbitro del último partido oficial, es momento para hacer valoraciones. Valoraciones para juzgar si se ha hecho el trabajo bien o no, en función de los objetivos establecidos, para tomar decisiones y empezar a trabajar en la próxima temporada.

Como sabemos, en el fútbol de alto rendimiento la exigencia siempre es máxima. Es muy fácil desviar la mirada a lo fácil, en el resultado en la tabla clasificatoria, la “suerte”, el nivel de los arbitrajes… Pero vale la pena hacer autocrítica profunda y pararse a pensar en todos los aspectos relevantes a tener en cuenta intentando identificar los “por qué” para ayudarnos a tomar decisiones acertadas.

  • Confección de la plantilla anterior.
  • Rendimiento individual de los jugadores.
  • Rendimiento global del equipo.
  • Expectativas expuestas.
  • Consecución de los objetivos planteados a corto plazo (importante no valorarlos al final, sino durante la temporada.
  • Consecución de los objetivos planteados a largo plazo.
  • Calidad del proceso de entrenamiento.
  • Competencias del cuerpo técnico.
  • Recursos empleados por la directiva a nivel económico y humano.
  • Valores que identifican al club, y acciones realizadas para respetarlos.
  • Modelo de juego establecido.
  • ADN del club.
  • Decisiones importantes tomadas durante la temporada.
  • Roles establecidos.
  • Lesiones y gestión de las mismas.
  • Etc.

No tendría ningún sentido empezar a tomar decisiones dentro de un club sin tener en cuenta todos estos aspectos enumerados anteriormente, entre otros.

 

2. Preparación de la siguiente temporada

Una vez valorados todos estos aspectos, es hora de ponerse manos a la obra. Y antes de actuar, tener muy claro que el rumbo del club o del equipo va a depender de toda la estructura del mismo, de arriba hasta abajo y de abajo hasta arriba, así que es importante tener claro que para llegar a nuestro destino, todos los integrantes de este barco deberán tener la misma visión y misión. No vamos a llegar si no reman todos en la misma dirección.

Preguntas importantes:

  • ¿Seguimos apostando por el cuerpo técnico?
  • ¿Qué presupuesto tenemos? ¿Qué recursos tenemos para aumentarlo?
  • ¿Qué jugadores renovamos? ¿De quién prescindimos? ¿A quién queremos incorporar?
  • ¿Qué prioridades establecemos? ¿Cómo negociamos los salarios con los jugadores?
  • ¿Qué objetivos planteamos para la siguiente temporada?
  • ¿Qué objetivos e intenciones tienen cada uno de los jugadores?
  • E infinidad de preguntas más.

Competencias como la capacidad de liderazgo, de gestión humana, de negociación, de comprensión del juego, de scouting, de preparación física, etc. son imprescindibles para empezar la próxima temporada con buen pie.

Así que es básico y fundamental, tener claras todas estas competencias, para establecer roles en los distintos integrantes del barco, que como decíamos, van a tener que remar todos en la misma dirección ya que el capitán no puede navegar solo.