Blog MBP

Las nuevas tecnologías han llegado al fútbol para quedarse. Estamos de lleno en la era tecnológica, la cual ha tenido una afectación en el día a día de nuestras vidas queramos o no. En los últimos 15 años, ha cambiado totalmente el panorama en el trabajo, ocio, comunicación, transporte, educación…. Y también en el deporte.

En cada uno de los distintos deportes que existen, la tecnología ha tenido más o menos trascendencia, y más o menos protagonismo en función de las características, naturaleza y evidentemente potencial y recursos económicos del mismo en todos sus ámbitos.

En el futbol concretamente hemos detectado que la tecnología ha aportado, entre otras, en 3 facetas interesantes que intentaremos describir y ejemplificar: Mejora y control condicional, rendimiento táctico, y ayuda y soporte en el arbitraje.

1. Mejora y control condicional

El primero de los ámbitos donde la tecnología ha tenido un gran avance y ha permitido acercar el fútbol a la ciencia, ha sido en cuanto a preparación física o también llamada condicional. 

En este ámbito, la tecnología ha ayudado mucho a profesionalizarlo ayudando a controlar las cargas de entrenamiento y aportando calidad en la recogida de datos que antes eran imposible de recoger y había que valorar a ojo. Algunos ejemplos de ello, pueden ser los GPS que recopilan datos sobre recorridos, distancias, velocidades, etc. o los gadgets con software incorporado para hacer valoraciones de fuerza como las plataformas de contacto, las galgas de fuerza, etc.

Otro contexto en el que la tecnología ha ayudado mucho en el apartado condicional, es en el entrenamiento de la velocidad y la agilidad. Con artefactos como las fotocélulas sumados a una dosis de creatividad, se pueden generar ejercicios muy interesantes y a la vez obtener datos objetivos del estado del jugador en esta estructura.

2. Rendimiento táctico

El segundo aspecto relevante donde las nuevas tecnologías han aportado muchas facilidades y oportunidades, es en la búsqueda de la mejora en el rendimiento táctico. Y de la misma forma que en el entrenamiento condicional, aquí también encontramos evolución a nivel de software y a nivel de gadgets. 

En cuanto al software hoy en día tenemos muchas herramientas a nuestra disposición que nos facilitan una barbaridad a la hora sobretodo de analizar a un equipo o un jugador. Plataformas para obtener recursos como puede ser Wyscout, donde podemos encontrar el partido colgado y tageado en hd pocas horas después de la celebración del mismo, o aplicaciones como Longomatch, que nos permiten con gran facilidad crear paneles de análisis y trabajar sobre esos vídeos para sacar unas conclusiones y valoraciones tácticas. Éste tipo de herramientas, son muy útiles para nuestra escuela, donde por ejemplo las utilizamos para realizar asesoramiento táctico individual a jugadores profesionales.

Por otro lado, en el entrenamiento táctico del jugador, encontramos dispositivos/instalaciones creadas por clubes o empresas privadas, buscando soluciones o un paso adelante en el acercamiento de la tecnología al futbol, permitiendo aplicarlo a pié de campo. Ejemplos de ello son las plataformas sensoriales de Futboltek, o la ya famosa jaula Footbonaut de equipos alemanes como el Borussia Dortmund o el Hoffenheim.

Estos, permiten un amplio abanico de ejercicios a realizar, priorizando la estructura coordinativa y sobretodo cognitiva del jugador en situaciones que a posteriori se podrán trasladar fácilmente a situación real de partido.

3. Ayuda y soporte en el arbitraje

Por último es importante recalcar también el papel que está teniendo las nuevas tecnologías en la evolución del deporte en sí, y de como se arbitra por ejemplo en el fútbol. Ya sabemos que aunque se avance en estos aspectos, siempre va a generar polémica de un tipo o de otro, pero la verdad es que los árbitros están encantados con sistemas como el VAR, o el ojo de halcón para “goles fantasma”, que facilitan muchísimo su tarea y hacen del fútbol un deporte más justo evitando errores graves que puedan condicionar fuertemente el resultado de un partido.