Blog MBP

Cualquier actividad física o deporte, y con más razón si éste es de contacto, las lesiones son un temor que siempre están presentes, y por desgracia en el mundo del fútbol no es menos.

Cualquier jugador durante una temporada puede sufrir pequeños contratiempos que le hagan alejarse de los terrenos de juego unos días o incluso unas semanas. Éstas son muy comunes, ya sean por desgaste o por contacto. Pero las realmente temidas son aquellas que te apartan meses o incluso años, como puede ser la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) o lesiones articulares con desplazamiento que suponen una obligada intervención quirúrgica.

Por esta razón, nos gustaría hablar sobre dos temas que nos parecen fundamentales para el antes y el después: La prevención, y el factor psicológico. Hoy, os hablaremos de la primera de ellas:

La prevención de lesiones

Un aspecto básico para no tener que recurrir al remedio, es prevenirlo. En el fútbol y en cualquier contexto de la vida. Los 8 aspectos que nos gustaría destacar para garantizar una buena prevención de lesiones son los siguientes:

  1. Correcto calentamiento en la fase de activación. Es muy importante tanto antes del entrenamiento como del partido, realizar una correcta activación muscular y mental para evitar este tipo de lesiones.
  2. Correcto control de las cargas. El control adecuado de las cargas de entrenamiento, respetando los necesarios descansos, ayuda muchísimo a prevenir lesiones por descaste o sobreesfuerzo.
  3. Control de correcto mantenimiento de material e instalaciones. Cuando realizamos cualquier práctica deportiva con material, es importantísimo que éste esté en buen estado (pelotas medicinales, balones, bosu…) además de un correcto mantenimiento del estado del césped en nuestro caso.
  4. Trabajo de fuerza. Importante reforzar el cuerpo a nivel muscular, tanto músculos principales como antagonistas, para responder ante esfuerzos exigentes y proteger huesos y articulaciones.
  5. Trabajo de coordinación y propiocepción. Basado en la concienciación y control muscular, importantísimo para evitar sobretodo lesiones articulares.
  6. Trabajo de pliometria. Trabajo básico en un deporte explosivo como es el fútbol, con saltos, arrancadas, frenadas, golpeos….
  7. Entrenamiento invisible. Quizás una de las partes más importantes y que menos se tienen en cuenta. Hablamos de entrenamiento invisible de todo aquello que hace el jugador para cuidarse cuando está fuera de los terrenos de juego: alimentación, descanso, higiene, hidratación…
  8. Disponer de un buen fisioterapeuta. Como no, importantísima la figura del fisioterapeuta, encargado de entre otras cosas estimular el cuerpo para una rápida recuperación y protección ante sobrecargas, pequeñas roturas o contusiones, básico para hacer que esas pequeñas cositas no se terminen convirtiendo en lesiones importantes.

Les dejamos aquí algunos ejemplos de ejercicios del Profe Ortega. Sin duda uno de los especialistas destacados en el panorama fútbol en preparación física y prevención de lesiones: