Blog MBP

En cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje, en nuestro caso en el contexto fútbol base, creemos que es imprescindible antes de empezar a diseñar cómo enseñamos a nuestros jugadores en cuanto a: contenidos, estrategias didácticas, etc. es imprescindible conocer el cómo aprenden los niños y niñas y cuales son los pasos que toda persona debe seguir en un proceso de aprendizaje sin excepción alguna hasta conseguir dominar la habilidad objetivo.

Uno de los principios interesantes que sustentan esta misma idea que intentamos transmitir es la escalera de aprendizaje o escalera de consciencia de Noel Burch. Este principio, nos habla que todo ser humano, para aprender al completo alguna habilidad debe pasar siempre por 4 niveles de consciencia;

1. Incompetencia inconsciente

Hace referencia al primer paso de un proceso de aprendizaje. Cuando la persona “no sabe que no sabe”.

Por ejemplo, Luca es un jugador de fútbol de 9 años de nuestro equipo. Él hace un año que empezó a jugar a fútbol, y no sabe que no domina la acción del control orientado, ya que desconoce por completo su existencia o uso, y utiliza tan solo controles simples cuando le llega el balón para poder pararlo y devolverlo a un compañero.

2. Incompetencia consciente

Hace referencia a cuando una persona se hace consciente de que hay alguna habilidad que no domina, y pone su atención en querer mejorarla. Cuando la persona “sabe que no sabe”.

Por ejemplo, Luca el lunes llega al entrenamiento y su entrenador le dice que van a empezar a practicar el control orientado. Él no sabe qué es, pero el entrenador les explica, les hace una demostración y les argumenta sus ventajas, a partir de ése mismo día, el entrenador les plantea ejercicios en el entrenamiento para practicarlo. Ahora Luca ya es consciente de que hay algo que no domina, y pone todo su esfuerzo durante el entrenamiento para aprender a hacerlo.

3. Competencia consciente

Hace referencia a cuando una persona, después de haber practicado y entrenado una habilidad concreta, consigue su dominio. Esta persona entonces, pasa a “saber que sabe” realizar esa acción o conjunto de acciones, aunque debe poner atención de forma consciente en todos y cada uno de sus pasos para no equivocarse o realizarlos de forma incorrecta.

Por ejemplo, Luca después de 2 meses de entrenamiento del control orientado y todas sus consignas, consigue dominar la acción poniendo toda su atención en ella cada vez que se produce una acción similar. Con ello, consigue tener éxito en la mayoría de sus acciones.

4. Competencia inconsciente

Es el último paso de la escalera de aprendizaje. Hace referencia a cuando una persona, después de obtener muchas experiencias en la acción que ha aprendido, es capaz de realizarla de forma correcta sin tener que implicar una atención concreta y consciente para que aquello salga bien. La persona “no sabe que sabe”.

Por ejemplo, Luca unos años después del entrenamiento y dominio de la acción del control orientado, es capaz de realizarlo de forma correcta cada vez que recibe el balón y de forma totalmente inconsciente, implicando ahora toda su atención en otras acciones más complejas que aún no domina al 100%.

 

La percepción

Ejemplos prácticos de ejercición para trabajar la percepción.