Blog MBP

El análisis que hacen los entrenadores son cada vez más relevantes e influyentes en el fútbol. Hace unos días el diario ABC nos compartía un interesante artículo con el siguiente título: El Gran Hermano de España: así desnuda los partidos en directo Robert Moreno”. En el artículo revela el interesante sistema de análisis utilizado por el cuerpo técnico de la selección española de fútbol, con el objetivo de no perderse ni un detalle de los entrenamientos y partidos con sus jugadores.

Las herramientas necesarias: Una cámara de vídeo en un lugar con buena perspectiva, buena conexión a internet vía wifi o cable, un ordenador portátil a pie de campo manejado por un analista, y un programa de análisis. Nada del otro mundo, teniendo en cuenta que casi cualquier club sin necesidad de ser profesional puede disponer de estas herramientas.

¿Es esto realmente necesario, y marca la diferencia en el rendimiento del equipo? ¿De qué le sirve todo este montaje al entrenador? Estas son algunas de las preguntas que pueden surgir cuando nos planteamos este posible contexto.

En MBP creemos firmemente que sobretodo en el contexto del fútbol de alto rendimiento, donde los equipos y los partidos están cada vez mejor estudiados y preparados, los detalles son lo que marca la diferencia. Con los análisis post-partido, el cuerpo técnico puede sacar muchas conclusiones de cómo se ha desarrollado el equipo, y a partir de ahí tomar decisiones que afectarán a la siguiente semana de competición en cuanto a modelo de juego, estructura del entrenamiento y contenidos a desarrollar, charlas con jugadores, jugadores reforzados/perjudicados para la siguiente jornada, etc.

Pero hay una cosa que ya no se puede cambiar: el resultado del partido que estamos analizando. Por esa razón, el análisis en directo utilizando los recursos que nos muestra el cuerpo técnico de Robert Moreno (instaurado ya en muchos otros clubes profesionales  o selecciones nacionales de distintas formas) nos ofrece la oportunidad de tomar decisiones en vivo y en directo, que pueden marcar enormemente el transcurso de un partido.

Tal y como opina el seleccionador, al final los protagonistas y los que juegan son los jugadores. Pero el entrenador a pié de campo no es capaz de visualizar todo lo que ocurre en el partido, por exceso de estímulos o bien por una mala perspectiva estando a ras de césped. Entonces una cámara con un buen analista al mando de esas imágenes, puede ayudar muchísimo a identificar información relevante del juego, sobretodo a nivel colectivo y de gestión de los espacios, que puede ayudar muchísimo al entrenador a intervenir en el partido para beneficio de su equipo.

Teniendo en cuenta las posibilidades y ventajas que nos ofrece un buen análisis en directo para el rendimiento de un equipo, se hace imprescindible la figura del analista profesional. Un analista, que cuanto más preparado esté a nivel de formación, experiencia y conocimiento del juego, más apoyo dará al entrenador en la búsqueda del éxito.